Tarjetas negras

Uno de los últimos escándalos que salpicó a nuestros políticos fueron las ya conocidas como tarjetas negras, unas tarjetas que se les facilitó, con una cantidad indecente de dinero para que se lo gastaran en todo aquello que ellos quisieran, por supuesto el dinero que tenían esas tarjetas está pagado con los impuestos de todos los contribuyentes, pero eso a nuestros políticos les dio igual ya que no dudaron en gastarlo en peluquerías, fiestas, trajes, cenas, escorts, viajes, dominios baratos… y en muchos otros lujos de cantidades desorbitadas.

corrupcion

Por supuesto no todos los políticos son así, muchos son honrados y ni se les ocurriría hacer algo como esto, pero otros muchos no han tenido escrúpulos y se han gastado todo este dinero en lo que han querido. Esto obviamente nos ha indignado a la población ya que un día tras otro están apareciendo nuevos casos de corrupción parecidos a estos, y ha llegado el momento de que esto cambie. No puede ser que las personas que nosotros elegimos para que nos representen nos roben y encima salgan impunes de ello, o tan sólo pasando una temporada en la cárcel, pero sin pagar todo el dinero que se han llevado.

Quizá deberíamos plantearnos por qué ocurren estas cosas, por qué no nos hemos dado cuenta antes y qué podríamos hacer para que las cosas cambien.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *